El barrio de Marina, en los últimos años, se ha convertido en el corazón turístico de Cagliari. Se encuentra cerca de las murallas en la parte sur del barrio de Castello y se asoma directamente al mar. Antiguamente llamado “Lapola”, en el siglo XIII el distrito fue dotado por los pisanos de almacenes y viviendas para aquellos que trabajaban en el puerto. Fue solo con la llegada de los aragoneses que tomó la forma de un verdadero barrio, creciendo a lo largo de los siglos, especialmente por su vocación comercial.
Recientes excavaciones han devuelto rastros de la presencia romana en esta parte de la ciudad. Entre las evidencias más importantes se encuentra el área arqueológica de Santa Eulalia, bajo la iglesia homónima donde se han sacado a la luz antiguas calzadas y estructuras de viviendas de aquella época.
La Marina cuenta con numerosos edificios sagrados de enorme valor histórico y arquitectónico: la iglesia dedicada a Santa Eulalia, patrona de Barcelona, con signos evidentes de arquitectura gótico-catalana; la iglesia de Sant’Agostino, un edificio del siglo XVI caracterizado por la arquitectura renacentista y la Iglesia y Cripta del Santo Sepolcro, cuya historia está envuelta en un misterio con referencias continuas a la presencia de los templarios en Cerdeña.
Este barrio también cuenta con rincones de gran atractivo y talleres de artesanías, así como con una vasta presencia de restaurantes y tabernas para todos los gustos. Un barrio multiétnico, para visitar y descubrir.

Contattaci

Inviateci una email e risponderemo prima possibile

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search